Twitch

Cómo funciona Twitch, claves y ventajas de la nueva plataforma de vídeos

Las redes sociales son un ecosistema en constante movimiento. Un ecosistema que parece estar siempre dominado por los grandes gigantes del sector como Facebook, Twitter y Youtube, pero la verdad es que existe una lucha encarnizada entre las grandes marcas tecnológicas para dominar el pastel del social media. Muchas propuestas han nacido para quedarse y han fracasado, como Ping de Apple o Google+ de Google. Otras han aparecido sin hacer ruido y se han convertido en referentes del sector como SnapChat o Tumblr y las hay que han decidido especializarse por sectores como Linkedin. Es todo un mundo emergente gracias a starts-up que quieren convertirse en la próxima Apple, Google o Facebook. Las “majors” tiran de adquisiciones al ver qué redes sociales calan entre el público, como Facebook comprando Instagram o WhatsApp. Pero queremos centrarnos en descubrir la red social de vídeos que está compitiendo con el gigante Youtube: Twitch. ¿Cómo es posible que una plataforma gestora de vídeos pueda rivalizar con Google?

Twitch es una plataforma de streaming de vídeo propiedad de Amazon. Cuenta con más de 100 millones de usuarios activos al mes, y 2,2 millones de streamers mensuales.  La mayoría la usan para ver vídeos de gamers haciendo streamings de sus partidas. Según datos de la propia red, el 99% de sus usuarios ve retransmisiones de videojuegos, el 61% chatea con la comunidad, el 38% consume otro tipo de vídeos y el 25% retransmite sus propias partidas. El 58% de los usuarios dedica más de 20 horas mensuales a Twitch.

 Es una comunidad más pequeña en comparación con YouTube, pero tiene una audiencia fiel y con un gran nivel de actividad. Y, aunque el streaming de videojuegos es el origen y la esencia de esta comunidad, también podemos encontrar otro tipo de emisiones como  shows de cocina, visitas turísticas y mucho más.

El 82% de los usuarios de Twitch cree que los patrocinios son positivos para la industria de los videojuegos, por lo que los contenidos publicitarios cuentan con buena aceptación en el sitio. Si tu marca se dirige a una audiencia de la generación Z (la edad media en el sitio es de 21 años) y mayormente masculina (el 81,5% de los usuarios), probablemente te interese tener Twitch como canal de marketing.

 

¿Cómo funciona Twitch?

El ecosistema del marketing y publicidad en Twitch gira en torno a los partners. Para convertirse en partner, un streamer necesita cumplir con las siguientes condiciones:

  • Una audiencia y un chat establecidos y que estén creciendo de manera constante.
  • Un horario de emisiones regular (al menos tres veces por semana).
  • Un contenido que cumpla con las reglas y las condiciones del sitio.

Los partners pueden insertar anuncios pre-roll, mid-roll y post-roll en sus emisiones; en total, se admite un anuncio cada 8 minutos. También es posible ubicar anuncios en las barras laterales.

 

 ¿A quién va dirigido?

Millennials y centennials. Las nuevas generaciones son una audiencia atractiva para muchas marcas, ya que cuentan con una gran capacidad para influenciar el mercado. El 55 % de los usuarios de la red de vídeo de Amazon tiene entre 18 y 34 años, lo que la convierte en uno de los mejores lugares para llegar a este público de manera precisa.

 

Ventajas de Twitch

Anuncios pre-roll. Gracias a los anuncios pre-roll, las marcas pueden disponer de un formato que no requiere colaborar con ningún canal en concreto. Dado que esta red es muy estricta a la hora de supervisar el contenido de sus creadores, puede considerarse más “segura” para los anunciantes que otros sitios de vídeo como YouTube. Grandes marcas como Netflix, Apple y Nike ya la están usando para sus campañas.

 Poca saturación. Las grandes redes sociales, como Facebook, Instagram o incluso YouTube, están llenas de anuncios de multitud de marcas. Esta saturación genera que el usuario “desconecte” y los anuncios ya no sean tan efectivos. En cambio, en Twitch existe una audiencia nueva con la que obtener un mayor impacto y más frecuencia de visualización.

Contenidos propios. Las marcas no tienen por qué limitarse a patrocinar, también pueden crear y emitir sus propios contenidos en directo. Por ejemplo, muchas compañías la utilizan para emitir conferencias de prensa o eventos benéficos. La clave para que funcione está en crear un contenido atractivo y entretenido para la audiencia, no en la temática del mismo.

El poder del directo. Las emisiones en directo tienen la capacidad de atraer a los espectadores y hacerles sentir parte de algo. El directo es la esencia de Twitch y es lo que le convierte en una herramienta tan potente; ya que permite a los usuarios participar en un momento único.

En definitiva, Twitch es una plataforma ideal para llegar a la generación Z. El 55 % de los usuarios tiene entre 18 y 34 años y se puede conseguir un nivel de notoriedad de marca entre una audiencia muy fiel. Los streamers ejercen de embajadores de la marca recomendando sus productos en directo, característica esencial de Twitch. Esto permite que el vínculo con el consumidor se haga de manera honesta y duradera.

Una red que está viendo llegar a grandes de YouTube como El Rubius, que ocasionará un trasvase de usuarios. ¿Será capaz de desbancar a Ninja que, con más de 10 millones de suscriptores es el streamer más popular de la plataforma?