El auge de los microinfluencers

Los influencers se han convertido en una pata imprescindible dentro del marketing y la publicidad digital. Cualquier marca que quiera tener un mínimo de repercusión en internet y en redes sociales no puede prescindir de los servicios de instagramers y youtubers. Pero ¿más seguidores significa más influencia? Las empresas lo tienen cada vez más claro: Debe primar la calidad a la cantidad. Ha llegado el auge de los microinfluencers.

 

Ha llegado el momento de la microinfluencia

¿Qué es un microinfluencer? No existe una cifra de seguidores específica, pero desde el sector se calcula que todos aquellos usuarios de las redes sociales con entre 1.000 y 10.000 followers son considerados microinfluencers.

  • Seguidores de mayor calidad.
  • Más fidelidad, implicación e interacción que en perfiles más grandes.
  • Nichos de influencia más específicos y concretos dirigidos a un tipo de público interesado en topics.

Las empresas han visto un filón en las comunidades muy definidas donde los seguidores se miden por su calidad, interacción y no tanto por el número.

 

Las características de los microinfluencers

Mientras que las grandes marcas apuestan por los denominados megainfluencers (personajes famosos de Hollywood, por ejemplo) los comercios locales, pequeñas y medianas empresas, que son la mayor parte del grueso del tejido empresarial en nuestro país, apuestan por los microinfluencers, que pueden ser:

  • Expertos en social media.
  • Usuarios populares de Youtube o Instagram en diferentes sectores (repostería, lifestyle, yoga, nutrición…).

Para encontrar a sus microinfluencers ideales las empresas se valen de la búsqueda por hashtags de las palabras clave de los intereses que venden sus productos. También realizan búsquedas en las Redes Sociales, para encontrar los perfiles con audiencias que coincidan con el target de nuestros productos y servicios. El último recurso es siempre Google, para lograr encontrar a blogueros en un espacio geográfico concreto y con unos intereses también específicos.

 

Atención a los fraudes

El mundo influencer también comporta algunas desventajas como la competencia desleal y el fraude de los seguidores y likes comprados. Es importante echar un vistazo a los followers del usuario que nos interesa para comprobar si se trata de perfiles reales o se trata de bots (perfiles automatizados). Por muchos seguidores que tenga, si más de la mitad son robots y no interactúan, nuestra marca no llegará al público que queremos, ni tan solo al que no queremos.