Microinfluencers vs macroinfluencers

La sociedad camina hacia una digitalización casi 100% de nuestras vidas. Cada día surgen nuevas aplicaciones que nos permiten digitalizar una gran parte de nuestras actividades cotidianas. En la era de la información en línea llegar a nuestro público objetivo es cada vez más importante y también cada vez más fácil con la ayuda de herramientas que nos permiten segmentar a niveles nunca antes imaginados. Es importante también la figura del prescriptor de la marca. El tono, la imagen, lo que transmite. Los influenciadores están en la cresta de la ola de la publicidad digital pero son muchas las que se preguntan ¿Microinfluencers vs macroinfluencers?

 

La decisión es de las marcas: Microinfluencers vs macroinfluencers

 

En este artículo ya explicamos quiénes son los microinfluencers y por qué cada vez más las marcas confían en ellos. Se trata de personajes que mueven a audiencias de mercado muy segmentadas, no son grandes en volumen, pero sí en interacción.

 

Por el contrario, los macroinfluencers se mueven en terrenos que van más allá de los 10k de seguidores, muchos likes, pero la interacción no es tan fluida, ni personal y su público es de todo tipo, no está segmentado.

 

Con este panorama, ¿qué deben tener en cuenta las marcas para tomar la decisión correcta?

 

Pro microinfluencers

 

  • Si el sector al que pertenece tu marca, producto o servicio es muy específico. Ejemplos: Yoga, no deporte en general; repostería, no gastronomía en global o lettering, no DIY.
  • Si tu presupuesto es ajustado.
  • Si priorizas el trato personalizado con tu audiencia más que las ventas.

 

Pro macroinfluencers

 

  • Si el sector al que pertenece tu marca es muy amplio: Mundo del deporte, moda etc.
  • Tienes un presupuesto amplio.
  • Quieres conseguir conversiones rápidas y que se hable de tu producto.
  • Tu producto o servicio no existe en el mercado y lo quieres dar a conocer entre el mayor número de público posible.