¿Qué es el Digital Out of Home? El auge de las pantallas digitales a la carta  

Una auténtica vorágine. Con esta simple descripción podríamos definir la época dorada que está viviendo el sector digital y las nuevas tecnologías; y más en concreto el que subyace a la publicidad online. Los avances tecnológicos llegan también a la publicidad exterior a través del denominado DOOH, Digital Out Of Home.

Las vallas, marquesinas, lonas, banderolas, monopostes y mupis han sobrevivido a la avalancha digital, se han modernizado y han conseguido mantener su trozo del pastel en los presupuestos de publicidad. Y un buen trozo en la parte OFF. Fijarse en una valla mientras conducimos, o en un cartel en el metro, mientras vemos pasar el autobús o esperando el semáforo. Unos impactos que siguen funcionando a pesar de que cada vez recibimos más. Ahora el marketing digital se adueña también de la publicidad exterior a través de las pantallas digitales interactivas.

 

La publicidad exterior o el Digital Out of Home: Una de las tendencias de este 2020

No se trata de algo nuevo, pero es cierto que las mejoras que se van aplicando permiten que la publicidad digital exterior se vaya a consolidar muy probablemente a lo largo de este 2020. ¿Qué es la publicidad exterior digital? No es ni más ni menos que los anuncios exteriores de siempre pero ahora, en vez de estáticos, han comenzado a crearse interactivos.

  • Los clientes se relacionan con las pantallas.
  • Mensajes interactivos (sonido, vídeo, etc).
  • Pantallas conectadas con compra programática.
  • Adecuación del mensaje al contexto y usuario.

¿Cómo es posible la personalización de los anuncios de la publicidad exterior digital? Como si en el universo de “Her” o de “Blade runner” se tratara, estamos a un paso de que este tipo de anuncios puedan realizarse de forma masiva en nuestro país. La ubicación proporcionada por los smartphones de los transeúntes y a su vez las pantallas conectadas a internet permitirán, que éstas últimas reciban la información en tiempo real sobre esos usuarios y adapten sus mensajes. De momento en las grandes ciudades españolas ya cuentan con pantallas digitales que pueden soportar esta nueva tecnología. ¿Quién será el primero en atreverse?