Vídeos interactivos,  realidad virtual y realidad aumentada: El nuevo marketing de contenidos  

El usuario demanda cada vez más poder interactuar y que las experiencias que le aportan las marcas sean más auténticas y satisfactorias para poder prestar atención a sus mensajes publicitarios. El engagement es imprescindible en el momento actual que atraviesa el mundo digital: Adoramos estar conectados y que nos presten atención, que nos den nuestra porción de atención. Queremos formar parte de cada historia, de cada contenido marketiniano, por eso los vídeos interactivos, la realidad virtual y la realidad aumentada son las técnicas que ya están triunfando en el ámbito de la publicidad digital: Son las que consiguen generar una mayor y mejor interacción, hablamos del nuevo marketing de contenidos.

 

La nueva era del marketing de contenidos

 

Los vídeos interactivos, la realidad virtual y la realidad aumentada han aparecido en escena para cubrir una necesidad, la de implicar al usuario en la experiencia del contenido de marketing digital que se le proporciona. Una manera de que se puedan sentir involucrados.

 

Esta tecnología, como la de la realidad virtual, hace ya años que está en el mercado, pero las marcas no han sabido sacarle todo el jugo que tienen y las oportunidades son realmente infinitas.

 

Es posible llevar a cabo campañas totalmente personalizadas, que permitan las respuestas y la interacción absoluta por parte del usuario y todo ello consigue lo más importante: Captar la atención. En un mundo bombardeado constantemente por publicidad en forma de banners, posts en el feed de tus Redes Sociales, cuñas que aparecen cuando escuchas tu música favorita en plataformas de todo tipo… En un mundo así, lo más importante es dejar huella. Y para dejar huella nada mejor que ofrecer la oportunidad de participar en la propia campaña publicitaria.

 

Para conseguir desarrollar todo el potencial de estas nuevas tecnologías será imprescindible que las marcas se acompañen del trabajo de las agencias de publicidad, que viven en pleno proceso de reinvención constante. Los departamentos dedicados a estas técnicas tienen que crecer para poder ofrecer todas las novedades a los clientes que quieren diferenciarse del resto y llevar la delantera.