El resurgir de los patrocinios y los podcasts  

Patrocinios y podcasts. Los expertos aseguran que serán uno de los pelotazos de este 2020 que acaba de echar a andar. En el mundo de la comunicación y la publicidad todo avanza a pasos de gigante, pero a veces los nuevos tiempos piden un regreso a algunas técnicas del pasado que no acabaron de funcionar (demasiado novedosas para su época) o que se explotaron hasta el infinito y perdieron todo el sentido, por tanto “usarlas”. Parece ser el caso de los patrocinios y los podcasts, que, aunque nunca se fueron, regresan ahora con más fuerza y reclamo.

 

Los patrocinios: Una nueva vuelta de tuerca

 

Los patrocinios siempre han funcionado bien. Empresas que prestan su imagen, en eventos, actividades o a marcas para potenciarlas. Un cruce de intereses que siempre ha estado ahí, desde el más alto nivel con el patrocinio de eventos culturales, políticos o publicitarios hasta el programa de radio local que patrocina secciones de la mano de marcas de la zona.

 

¿Cuál es entonces el cambio? El patrocinio, como decimos, nunca ha desaparecido, pero perdió su autenticidad inicial y se ha usado tanto que perdió valor para oyentes y espectadores y público en general. Se sabía que había un interés publicitario detrás y perdió fuelle. Ahora el patrocinio aterriza en el mundo de lo digital, promocionando contenidos de nuevos creadores. El público es cada vez más listo, sabe que existen unos intereses detrás, pero valoran que ciertas marcas apuesten por proyectos punteros y diferentes a lo que se ha solido vender hasta ahora.

 

Vivimos en la época del formato personalizado, contenidos casi a la carta, para un público muy concreto. El patrocinio ya está viviendo su segunda edad de oro.

 

Los podcasts, el poder de escuchar cuando, donde y como quieras

 

No es nada nuevo, hace años que las emisoras de radio repican sus contenidos en formato podcast para que sus oyentes puedan escuchar de nuevo el programa cuando y donde quieran, en el momento que les vaya bien. En cualquier caso, ahora se ha dado un paso más y los programas hechos en formato exclusivamente podcast están creciendo. Esto permite que todos aquellos comunicadores que no tienen detrás a grandes plataformas ni emisoras de radio puedan llegar con calidad al público, que los conozcan y que se interesen por lo que tienen que decir.

 

Es tan fácil como tener un ordenador y un micrófono medianamente bueno. Plataformas como Ivoox permite subir contenidos de forma gratuita y esto se ha convertido en objetivo de los patrocinadores. Muchos necesitan de ellos para que su voz llegue a un público más amplio y puedan llevar un canal de podcast en versión PRO.

 

En definitiva, patrocinios y podcasts pueden ayudar a las marcas a diferenciarse y fidelizar sus audiencias segmentadas por intereses, que además perciben estos contenidos como más auténticos y “friendly” aún sabiendo que existe un interés publicitario.