Social Shopping: La compra directa desde las RRSS  

El objetivo de las marcas con presencia en las Redes Sociales ha ido cambiando a lo largo del tiempo. En un inicio, la máxima prioridad eran las ventas, luego el reconocimiento, más tarde la interacción para dar paso a la implicación del usuario, todo conformaba una rueda que siempre terminaba en el mismo punto de inicio: La venta. Las Redes Sociales son ahora básicamente emocionales, los sentimientos mueven a los usuarios y en un mundo volátil en el que prima lo instantáneo, poder comprar directamente es un plus. Así ha nacido el denominado social shopping, que no es más que la compra directa desde las RRSS.

 

Las RRSS antes de la compra directa

 

La mayoría de las campañas de publicidad de las marcas y empresas en sus Redes Sociales pretendían derivar todo ese tráfico de usuarios hacia sus propias plataformas de compra, normalmente tiendas online o físicas. Un método que ha funcionado muy bien durante los últimos años, ya que el poder de convocatoria de la red se ha descubierto gigantesco y la publicidad vio una nueva manera de dirigirse al consumido final.

 

De hecho, en un principio las campañas de publicidad principales, que eran las offline, se adaptaban luego al ámbito digital y más en concreto a las Redes Sociales. Con el tiempo se crearon campañas de publicidad específicas e independientes dirigidas y pensadas para el Social Media. E incluso, de una misma campaña se crearon formatos específicos y variantes para online y offline.

 

La compra directa desde las RRSS

 

Las campañas de publicidad llevaban a los potenciales consumidores desde las Redes Sociales hasta las plataformas de compra, pero por el camino se perdían muchos clientes. Tiempo para cambiar de opinión, páginas que tardan en cargarse, demasiados pasos para un mundo en el que prima la inmediatez…. Con la compra directa, todos los obstáculos desaparecen, se puede comprar con un solo click. ¿Se puede comprar en todas las Redes Sociales?

 

  • Instagram Shopping.
  • Facebook Marketplace.

 

Esto permite a las marcas y empresas desarrollar campañas de publicidad y estrategias de marketing de forma directa dentro de sus propias Redes Sociales.